“¡Nah, a mí no me va a pasar!”

– Anónimo al negar los beneficios de tener un seguro de auto.

 

Esta cita es una que, definitivamente, ha cruzado nuestra mente en más de una ocasión y hay una lógica detrás de ella: somos los protagonistas de nuestra vida y a los protagonistas nunca les pasa nada. Lo primero es muy cierto, sin embargo la segunda no podría ser más falsa pues no nos encontramos en una película y aquí suceden eventualidades e imprevistos.

Pese a lo fantástico que sería poder predecir lo que sucederá en nuestras vidas, no se queda más que en la fantasía, de ahí otra cita muy famosa, ésta sí es cierta: persona precavida vale por dos.

Y ese es uno de los beneficios de tener un seguro de auto, la prevención. No contratamos uno para poder tener un accidente, lo hacemos con la idea de no sufrirlo, porque al conducir, no solo se trata de la atención que nosotros ponemos, sino de la de los demás y es ahí donde las variables se multiplican astronómicamente. Pero si llega a suceder, estar completamente cubierto y que el imprevisto se quede en el mal rato y no afecte también, nuestra cartera. Y claro evitar que este inconveniente se traduzca en una verdadera odisea para arreglar nuestro auto, llevarlo a la agencia, pagar una muy buena cantidad y esperar que lo tenga pronto o arriesgarnos a llevarlo a un taller de dudosa procedencia y cruzar los dedos para que nuestro amado auto no nos fallé en cualquier momento, porque la mayoría de las veces lo barato sale caro.

Seamos sinceros, imprevistos habrá muchos en la vida, no se trata de negarlo, se trata de estar preparado para lo que pase y comprender que la tranquilidad no tiene precio. Este es uno de los mayores beneficios de tener un seguro de auto.

¿Entonces qué esperas? Visita nuestra tienda de seguros online fiu.mx, busca el seguro que más se acerca a tu estilo de vida y listo, podrás decir “A mí no me va a pasar, pero si me pasa estoy protegido”.