Un automóvil es una de las mejores inversiones que una persona puede hacer en su vida; te traslada de un lugar a otro; no dependes de alguien más para moverte por la ciudad; representa comodidad para tus actividades del día a día. Sin embargo, hay ciertos detalles a los que debes prestarle especial atención para aprovecharlo al máximo. Te los contamos enseguida:

Chécalo periódicamente. Así como tú acudes con regularidad al médico, tu auto también requiere chequeos constantes. Lo que tienes que cuidar es el estado del motor, los niveles de aceite, frenos, agua, así como la caja de velocidades. Las llantas, por otro lado, tienen que estar en buenas condiciones cuidando la banda de rodamiento.

Sé precavido con los topes. Estos obstáculos constantes en casi todas las calles de México son, por un lado, medidas para prevenir accidentes, pero si no se mantiene cierta precaución con la forma de conducir sobre ellos, puedes dañar la carrocería. Lo ideal es pasar los topes a no más de 10 km/h y con poco peso en la parte trasera del auto.

Usa el clutch con responsabilidad. Písalo sólo cuando necesites cambiar la marcha del auto. Si lo haces cuando el coche está en reposo podrías dañar la caja de velocidades; cuando lo uses, procura presionarlo a fondo pues de lo contrario, estarás forzando el sistema a fricciones excesivas.

Apóyate de un seguro para autos. Uno nunca sabe lo que puede suceder en el camino que recorramos, ya sea a casa, al trabajo o al súper, estamos propensos a incidentes que pueden o no ser culpa nuestra. Más vale estar prevenidos con un seguro que nos respalde en caso de imprevistos.

Éstos fueron algunos consejos para aprovechar al máximo tu auto. Aplícalos en tus trayectos diarios y, en el caso específico del último punto.

Entra a FIU! en donde te ayudaremos a contratar el mejor seguro para tu coche.