¡Los viajes son mejores si te acompañan tus mejores amigos! ¿Así que estás listo para disfrutar el viaje con tu perro? Revisa nuestros consejos, te ayudarán durante del viaje a prevenir algunos inconvenientes para que tu mascota pueda disfrutar el viaje tanto como tú.

Antes de salir de viaje:

Lleva tu perro al veterinario para controlar su condición física y asegúrate que cuenta con todas las vacunas necesarias.

No olvides  colocarle un collar con una placa que tenga información de contacto en caso se aleje de ti.

Y lleva contigo la cartilla donde se puedan validar todas las vacunas que tiene y que demuestre su buena condición física.

Durante el viaje:

En tu coche coloca una manta en el lugar donde viajará tu perro, para que se sienta cómodo y no se agobie durante el viaje.

Asegura su jaula o arnés si no quiere trasportarlo en jaula para evitar que se golpee por un frenazo repentino.

Deja de alimentar a tu perro por lo menos unas 2,3 antes de empezar tu viaje.  El objetivo es evitar mareos en el trayecto y salivación excesiva. Ya cuando termine el viaje puedes darle de comer en la misma cantidad que suele comer.

Si el viaje es muy largo has paradas.

Hidrata a tu perro durante todo el trayecto. Recuerda que no está en su casa donde puede ir a beber cuando necesite, así que tendrás que ofrecerle agua a menudo para ver si necesita beber.

Y algo muy importante evita reconfortar a tu perro demasiado si muestra signos de dolor. Él puede pensar que realmente pasa algo malo.

Y Llegando al destino:

Ten a la mano el número telefónico de veterinarios cercanos al lugar donde te quedarás: hay que estar preparado para cualquier emergencia pueda surgir y no perder tiempo. Además confirma en qué horario están abiertos y qué tipo de asistencia pueden ofrecerte.

Te invitamos a conocer la tienda de FIU.MX, entra ahora y cotiza tu seguro de auto aquí