Manejar con precaución no es solo una recomendación, es algo obligatorio. Cualquier distracción, hasta la más pequeña, puede convertirse en un accidente grave. Distraerte mientras conduces puede ser realmente peligroso. Por eso queremos apoyarte con algunos consejos que te ayudarán a evitar las distracciones más frecuentes.

El móvil, las personas que viajan con nosotros, los medicamentos, el cansancio son algunas de las causas principales de despiste. Principalmente nuestro querido celular: suena, vibra, se ilumina, continuamente nos manda señales para llamar nuestra atención.

La necesidad de utilizar el móvil en todo momento hace que los conductores no puedan llegar hasta el destino para poder leer los mensajes recibidos.

Al entrar al coche, deberíamos colocar nuestro celular en un bolso, cajuela, debajo del asiento o en cualquier lugar donde no sea una fuente continua de distracción.

También viajar con niños puede resultar peligroso para ellos y también para el conductor si no se respetan algunas pautas. Hay que educarlos a comportarse correctamente cuando están viajando en auto, llevarle juguetes para entretenerlos, dejarle una botella de agua por si necesitan beber, no darle nada que contenga azúcar para no alterarle y pararse con frecuencia para que no se agobien.

Y por último jamás conducir si hemos tomado alcohol, si nos duele mucho la cabeza, si estamos mareados, si estamos cansados. Evitar también utilizar el coche si nuestro ánimo está alterado por cualquier razón, si acabamos de tener una discusión o hemos sufrido un disgusto.

Tenemos que estar bien tanto físicamente como psicológicamente para conducir con precaución y respetar todas las pautas de la seguridad vial.

Te invitamos a entrar a la tienda de FIU.MX