Seguramente cuando empiezas a preparar un viaje lo último en lo que piensas es en el seguro de viaje. Muchas veces por falta de conocimiento,  por intentar ahorrar o simplemente porque jamás pensamos que algo puede salir mal durante un viaje, la mayoría de las veces no contratamos ningún seguro de viaje.

A pesar de que hagamos listas y más listas con todas las cosas que tenemos que organizar, que queremos visitar, que debemos averiguar, que tenemos que comprar o que debemos resolver, no incluimos el seguro.

Y en realidad no olvidamos hacerlo, más bien no lo tenemos en cuenta porque consideramos que es un gasto caro y preferimos invertir el dinero en otros gastos que consideramos más necesarios. Muchos piensan que por unos días no vale la pena, que no nos va a pasar nada o que si pasa algo pues ahí mismo, en el país que estamos visitando, encontraremos las estructuras adecuadas para atendernos. Pero todo esto no siempre es así.

Las únicas personas que suelen contratar un seguro de viaje antes de empezar sus vacaciones son justo aquellas personas que sufrieron algún percance durante el viaje y así de esa forma aprendieron que a veces es mejor prevenir que curar, que el ahorro a veces sale caro.

Así que por estas razones aconsejamos definitivamente contratar desde un principio un seguro de asistencia al viajero.

Conoce qué te cubre la asistencia en viaje

Los seguros de viaje cubren los percances que se puedan sufrir a lo largo de un viaje, desde la perdida de la maleta u otros tipos de objetos, como materiales deportivos o fotográficos, o coberturas aún más específicas. Se puede contratar una póliza para un viaje concreto, para toda la familia, para el perro si viaja contigo, también se pueden contratar seguros anuales para que te cubran en todos los viajes que realizarás  durante el año entero.

Además, el seguro del viajero no solo cubre el seguro médico. Por ejemplo, cubre la parte legal en caso de accidentes o de quedar envuelto en algún problema legal; el seguro de equipaje, el precio cambia dependiendo lo que queramos asegurar. Como comenté antes, algunos incluyen los aparatos tecnológicos o los instrumentos deportivos. También entre los seguros de viaje más conocidos está el seguro por cancelación de vuelo. Éste muchas veces incluye coberturas médicas y de protección de equipaje.

¿Por qué es importante contratarlo?

¡Para disfrutar el viaje! Lo único que tiene que preocuparte así durante tus vacaciones es lo que harás cada día. No puedes estar averiguando donde pagar menos para que te asistan si tienes un percances o no te encuentras bien. Solo tienes que relajarte y disfrutar, por eso se llaman vacaciones.

Así que ahora además de preparar la maleta, elegir las excursiones, cambiar tu dinero por la moneda local del lugar donde irás, incluye en tus preparativos contratar un seguro de viaje.